A password will be e-mailed to you.

10 años de extradición de Fujimori a Perú

Hagamos un poco de memoria el día de hoy, ya que nos advirtieron que “el pueblo que olvida su historia está condenado a repetirla”.

  23 de septiembre 2017


Redacción:
Edgar Alarcón 

Esribe: Mía Yalta

Internacionalista y Política
 

El 22 de septiembre de 2007, hace diez años de su derrumbe político, luego de haberse fugado de manera ominosa al Japón (13 de noviembre de 2000), de haber renunciado por fax a la Presidencia de la República de Perú y luego de que el 6 de noviembre de 2005 llegará a Santiago de Chile en avión privado desde Japón, el Ing. Alberto Fujimori Fujimori, fue extraditado de Chile, tras un dilatado proceso de extradición que comenzó el 3 de enero de 2006, cuando el gobierno peruano entregó 12 cuadernillos de extradición a fin de que se le pueda extraditar y juzgar.

Fue procedido de Santiago de Chile a la Base Aérea de Las Palmas, en el distrito de Surco, a las 4:38 p.m., un sábado 22 de setiembre de 2007. Posteriormente, su juicio se inició un 10 de diciembre de 2007 y la Sala Penal Especial de la Corte Suprema de Perú lo juzgó por seis causas divididas en tres procesos penales relacionados a los derechos humanos, corrupción y peculado:

1) Casos La Cantuta - Barrios Altos; el secuestro del periodista Gustavo Gorriti y del empresario Samuel Dyer en los sótanos del Servicio de Inteligencia del Ejército, durante el autogolpe de Estado del 5 de Abril de 1992; 2) Caso interceptación telefónica, medios de comunicación y congresistas tránsfugas; y 3) Caso 15 millones de nuevos soles por pago de compensación por tiempo de servicios a Montesinos. Y, el último caso, allanamiento a la casa de Trinidad Becerra, ex esposa de Montesinos, que fue tratado por separado, puesto que se trató de un proceso sumario.

Finalmente, el 7 de marzo de 2009, la Sala Penal Especial de la Corte Suprema dictó sentencia final y Alberto Fujimori fue condenado a veinticinco años de prisión, siendo el primer presidente de la historia peruana sometido a juicio y el segundo en el continente sudamericano después de Augusto Pinochet (militar y político chileno, que encabezó la dictadura militar de Chile desarrollado entre 1973 y 1990).

Es así como nuestro país, desde el gobierno de Fujimori y su extradición, y por años posteriores, nuestro pueblo peruano ha padecido, primariamente, de abrumadoras necesidades insatisfechas y nula visión de futuro, como consecuencia del funesto centralismo, de los gobiernos inoperantes y de la corrupción, lo cual ha generado desesperanza en la población, que en estas condiciones es presa fácil del mesianismo autoritario, de la demagogia y de los denominados outsider, que se presentan como sumos hacedores providenciales.

 Por tanto, nuestra generación y las nuevas generaciones, no olvidemos y no olvidaremos tampoco esté día, porque nos recuerda lo que representó y representa el  fujimorismo: violaciones de los derechos humanos, esterilización forzada de miles de mujeres, promovió la privatización de la educación descuidando la calidad de la educación pública, desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales, torturas, detenciones arbitrarias y debilitación y manipulación de las instituciones democráticas;  y pese a esos años que costó a nuestra democracia, involucrémonos en la construcción del porvenir de nuestra nación y perpetuar la memoria para el bien de la democracia, el estado de derecho y los derechos humanos.

Edgar Alarcóndirector@diarioelpoder.com