A password will be e-mailed to you.

Comunicado: la demanda de la comunidad nativa Nuevo Lamas por el respeto de su derecho al territorio ancestral

Donde hay pueblos con derechos habrá siempre bosques para todos.

  20 de noviembre 2017


Redacción:
Edgar Alarcón 

Ante la difusión de comentarios y acusaciones sobre la demanda de la comunidad nativa  Nuevo Lamas de Shapaja, y CEPKA; ante el Gobierno Regional de San Martín (GORESAM), pidiendo se titule su territorio dentro del Área de Conservación Regional Cordillera Escalera (ACR - CE), presentada con el apoyo de Forest People Programme y de IDL, buscaría acabar o desaparecer el ACR - CE, queremos manifestar lo siguiente a la opinión pública regional y nacional, con la finalidad de aclarar afirmaciones inexactas:

1-.El área denominada por el Gobierno Regional como Cordillera Escalera se superpone al territorio ancestral de nuestro pueblo, por donde sabían caminar nuestros abuelos. Caminos como el Cachiñyan y el Wayra Purina o camino de viento, donde encontramos a los cerros Caballito Uksha, entre otros. Solo gracias a la convivencia de nuestro pueblo con el bosque esa área se encuentra tal como la conocemos: fuente de vida y agua no sólo para nosotros, sino para la población de San Martín.

2.- A pesar de la obligación legal que tiene el Gobierno de titular nuestro territorio, nuestras continuas exigencias, nunca cumplieron su compromiso. Esto nos ha dejado sin protección y seguridad jurídica, exponiéndonos a invasiones de colonos, concesiones de madereros, tala de madereros ilegales y la expansión de las empresas de palma aceitera.

3.- Dentro de este escenario de vulneración de nuestros derechos, al territorio y a la Consulta Previa libre e informada, el Gobierno Regional empezó a crear áreas de conservación en nuestro territorio incluyendo las zonas de conservación y recuperación de ecosistemas (ZOCRES), las concesiones privadas y las áreas de conservación estatal como el  ACR – CE.

4.- La creación sin Consulta del ACR – CE, ha generado consecuencias graves sobre nuestras comunidades: hoy en día tenemos que pedir permiso a las autoridades y aceptar sus restricciones para ingresar a nuestro territorio, en otras palabras a nuestra propia casa, donde solíamos criar las chacras, practicar nuestra agricultura de rotación tradicional, cazar los animales para compartir con la familia, y obtener nuestra medicina de las plantas, que incluye el tratamiento con purgas que son esenciales para fortalecer el cuerpo y la formación de las personas.

5.- Como resultado de esto no solo pasamos hambre, sino que nuestros hijos no practican la cultura y van perdiendo nuestra identidad. Peor aún, en algunos casos; nuestros hermanos que siguen utilizando el área del ACR – CE han sido denunciados y criminalizados por el Gobierno Regional.

6.- A pesar de esto, seguimos apostando por el diálogo y, durante años CEPKA y el conjunto de organizaciones indígenas en San Martin, venimos proponiendo soluciones al Gobierno Regional, como la Co – gestión del área de conservación. Al mismo tiempo hemos presentado propuestas de modificatoria del artículo 11° de la Ley de Comunidades Nativas, que restringe nuestro derecho territorial al señalar que las tierras con aptitud forestal sólo se nos dará en cesión en uso, pese a que aproximadamente el 80 % de la Amazonía está conformada por tierras con aptitud forestal. Sin embargo, todas nuestras propuestas para mejorar la participación efectiva han sido ignoradas.

7.- Por eso y, cansados de la falta de voluntad política para respetar nuestros derechos, optamos por la vía jurídica y buscamos la asesoría legal y técnica de nuestros aliados, como IDL y FPP.

La demanda de la comunidad Nuevo Lamas fue interpuesta para lograr el reconocimiento integral de su territorio, una porción de lo cual fue titulado en el 2016. Sin embargo, solo 1.5% o 31 hectáreas fue reconocido en propiedad y los 1620 ha restantes (o 98.5%) bajo una modalidad que se llama “cesión en uso”, condicionando el derecho al cumplimiento de un contrato, poniendo en peligro nuestra seguridad territorial. Contrato que incluye una cláusula de resolución que sanciona la práctica de nuestros usos y costumbres agrícolas, de recolección, caza y medicina tradicional, que pone en peligro nuestra cultura misma.

Además, al mismo tiempo se exige la consulta de la creación del ACR - CE con la finalidad de lograr que el Gobierno deje de tratarnos como intrusos, y que nos reconozca como los mejores aliados y guardianes de nuestros cerros, bosques y ríos con base del conocimiento ancestral que tenemos con nuestro territorio y el vínculo estrecho que tenemos con ella.

8. En relación a la campaña de miedo que nuestra acción abre las puertas a la empresa petrolera queremos precisar lo siguiente:

- Nuestra constitución es clara, las leyes sancionan cualquier acto que viola un derecho constitucional con la nulidad. Por ende, independientemente de la demanda de Nuevo Lamas desde su creación del ACR la falta de consulta y reconocimiento a nuestro territorio ha generado un riesgo latente de que en cualquier momento el ACR puede quedar en la nulidad dado que ha violado un derecho constitucional.

- En este caso y para evitar este posible riesgo, la comunidad con buen criterio ha pedido solamente la suspensión en el supuesto en que el Gobierno Regional no quiera consultar la creación del ACR. Para concluir, el único que ha generado el riesgo es el Gobierno Regional que no ha respetado nuestros derechos desde un inicio. 

- A la fecha y para evitar mayor desinformación presentamos un escrito precisando que la suspensión solo aplicaría en caso que el Gobierno Regional no realice un proceso de consulta formal. Vivimos en un estado derecho y tenemos la confianza si es que hay una orden judicial el Gobierno Regional lo cumplirá.

9. Además, las bases de CEPKA como conocedores de primera mano de las consecuencias negativas generadas por las empresas extractivas a nuestros hermanos, rechazamos la presencia de las mismas dentro de nuestro territorio y el ACR - CE, así como también la de toda industria extractiva dentro de ella.

10. Es importante recalcar que CEPKA ha luchado contra la explotación petrolera de Lote 103 con movilizaciones e incidencia que contribuyó al final a una decisión favorable para el ACR del Tribunal Constitucional en 2008. Además, IDL contribuyó y contribuye en la defensa de ACRCE. IDL ha contribuido en la demanda contra SERNANP, por no acatar la sentencia del TC en el caso del ACRCE, la cual acaba de ser ganada en 1ra instancia. Esta demanda se presentó pues SERNANP exigió a GORESAM obtener el consentimiento de la empresa Repsol operadora del Lote 103 como condición para la creación e implantación del ACRCE, en claro desacato de la sentencia del TC.

11. El objetivo de esta demanda es que respetan nuestros derechos territoriales en base de la ocupación, y uso ancestral y la libre determinación sobre nuestro futuro. No queremos que desaparezca el llamado ACR – CE, queremos que el Gobierno y la sociedad civil empiecen a tratarnos como un aliado más en la protección de este área. Apostamos por un ACR que respeta los derechos de sus guardianes y asegure nuestra plena participación en su manejo. Donde hay pueblos con derechos habrá siempre bosques para todos.

CEPKA, Nuevo Lamas, IDl-FPP

Edgar Alarcóndirector@diarioelpoder.com