A password will be e-mailed to you.

Lote 192: población indígena demanda respeto a sus derechos fundamentales

El gobierno de Kuczynski, se niega a realizar la Consulta Previa a las comunidades nativas de Loreto, y firmará un nuevo contrato por 30 años con la empresa Frontera Energy, para explotar petróleo, pese a que las autoridades han declarado la zona en emergencia ambiental y sanitaria.

  23 de septiembre 2017


Redacción:
Edgar Alarcón 

La noche de ayer más de un centenar de comuneros tomaron las instalaciones del aeródromo de Andoas del Lote 192, operado por la empresa Frontera Energy. La medida fue acordada  en una asamblea en la comunidad nativa Nuevo Andoas, tras la negativa del gobierno a realizar el proceso Consulta Previa.

El 15 de septiembre el Viceministerio de Interculturalidad emitió una resolución declarando improcedente el recurso de apelación que presentó la Federación Indígena Quechua del Pastaza (Fediquep) y la Federación de Comunidades Nativas del Río Corrientes (Feconaco) para realizar el proceso de Consulta Previa, antes que el Estado peruano firme el nuevo contrato con la empresa Frontera Energy, para la explotación de petróleo durante 30 años, en el  Lote 192.

En los últimos 46 años las comunidades nativas de la zona han sido afectas por la explotación del hidrocarburo. Las autoridades identificaron 2 mil pasivos ambientales, y más de 90 sitios contaminados. En varias oportunidades la zona fue declarada en emergencia ambiental y sanitara.

Esta medida de protesta que fue advertida a gobierno peruano se suma al pueblo Achuar del Corrientes, perteneciente a la Feconacor, así como a las comunidades kichwas del Tigre, de la federación Opikafpe, que en horas de la mañana paralizaron la producción de los pozos de la batería petrolera San Jacinto.

Esta acción se suma a las que ya había iniciado el pueblo Achuar del Corrientes organizado en la federación FECONACOR, así como las comunidades del pueblo Kichwa del Tigre, organizado en OPIKAFPE, que en horas de la mañana paralizaron la producción del conjunto de pozos de la Batería petrolera San Jacinto.

“Éste no es un reclamo por dinero.  Éste es un reclamo por derechos fundamentales”, expresó el Apu David Chino, vicepresidente de FEDIQUEP, durante la asamblea llevada a cabo en la plaza de Andoas. “Se trata también de reclamar los incumplimientos del Estado y exigir respuestas y acciones concretas”, precisó.

Las comunidades nativas exigen el cumplimiento del proceso de Consulta Previa, tal como lo establece el Convenio 169 de la OIT, para poner en agenda sus demandas, y se garanticen sus derechos a la salud, educación, y un ambiente sano.

El portal Observatorio Petrolero, informa que “desde el 2011, los representantes de las federaciones más importantes de las cuencas del Pastaza, Tigre, Corrientes y Marañón han participado en mesas de trabajo con el Gobierno y logrado la firma de actas con importantes compromisos, como el Acta de José Olaya y el Acta de 10 de marzo. Sin embargo, hoy las comunidades, tras los incumplimientos y demoras de parte del Ejecutivo, demandan que las respuestas y mesas de trabajo se den en sus territorios”.

“Las comunidades están cansadas de que sus representantes viajen a Lima o Iquitos. Las comunidades las respuestas en el territorio”, dijo Tedy Maca, apu de Nueva Andoas, durante la asamblea.

“Este es un paro pacífico. Estamos garantizando a la empresa que no habrá daños en su infraestructura; así siempre lo hemos hecho, porque lo que queremos es que los beneficios sean justos para todos: para el Estado, para la empresa y para la población”, añadió la autoridad indígena.

De esta manera se cumple la determinación de las comunidades de que “Sin consulta no hay petróleo”. Esperan la respuesta pronta de las autoridades en su territorio, y que ésta aborde no sólo el tema de la consulta, sino las demandas que tienen tras más de 45 años de explotación petrolera en sus territorios.

Fotos: Observatorio Petrolero de Amazonía Norte

 

Edgar Alarcóndirector@diarioelpoder.com